dilluns, d’abril 17, 2006

Se cierra el ciclo

Buenas noches,

Tengo la sensación que se está cerrando un ciclo de mi vida. Un ciclo que ha durado unos cuantos años. Un ciclo con muchos bajos y algún alto. Un ciclo en el que he introducido en mi vida experiencias que me faltaban. Un ciclo en el que he sido el peor, pero también el mejor. Un ciclo de extremos, de polos que se repelen. Un ciclo que me ha llevado a conocer mucha gente, pero que me ha devuelto a los míos, a los más míos. Un ciclo en que pensé que lo tenía todo y que lo era todo, pero que al final me ha enfrentado de nuevo a mis limitaciones, a mis frustraciones, a mi militante narcisismo, a desafiar a un mundo y a unas personas que no acaban de ser como me gustaría. Hoy he leído que el uno no conoce un camino al dedillo hasta que lo ha hecho almenos una vez. Con la Pascua de este año, creo que he acabado este camino. Un viaje de ida y vuelta, una ruta con forma de boomerang.

El lema de la Pascua de Les Avellanes era "Amb Crist complica't la vida". Uno podría decir que ya la tiene suficientemente complicada como para que venga alguien a complicarsela. Pero la complicación del Cristo es otra, no es la de no tener tiempo para ver el fútbol, o la de tengo sueño porque trabajo mucho, o la de tener las camisas sin planchar, o la de que me duela la barriga de vez en cuando, o la de que salga una humedad en la pared, o la que sea la 1 de la mañana y aún esté haciendo lavadoras. La complicación del Nazareno es otra e implica otras cosas, cosas diferentes para cada uno, y yo no soy quién para juzgar cuáles han de ser las complicaciones de los demás. Yo he optado por una complicación en el día a día, y otra complicación más profunda en el medio y largo plazo. A ver qué tal sale. Igualmente reconozco no ser suficientemente valiente para tomar mayores riesgos y optar de forma más decidida por lo que creo (almenos de boquilla).

Mi amigo Valerià me ha obsequiado con los dos primeros capítulos de un libro (la editorial Sal Terrae www.salterrae.com publica en internet los dos primeros capítulos de sus libros para generar adeptos y publicidad). El libro se titula "Id a Galilea". En el evangelio de Juan, después del anuncio de la resurrección a las mujeres, el ángel les indica que digan a los discípulos que vayan a Galilea. ¿qué es Galilea? Allí inició Jesús su predicación, allí recibió sus primeras críticas y sus primeros aplausos. Sería fácil resucitar e ir a un sitio glamuroso como Roma o como Jerusalén. Pero no, Él se aparece en Galilea, con los más pequeños, demostrando su tremenda humanidad. Para mi Galilea es mi ciudad, mis amigos, mi familia. En Avellanes (Jerusalén) todo es fácil, todo es de color rosa. Incluso nos dan de comer y nos limpian las habitaciones. En casa las cosas no son así. Al volver hablaba con una de las personas con las que he convivido esta Pascua y me ha explicado que el retorno a casa es un palo. Sensación compartida en mis 14 pascuas. La construcción del reino no es y no ha de ser fácil. Pero, de todas formas cabe recordar lo que recuerda san Pablo. A los cristianos se nos ha de reconocer por nuestra alegría. Pese a todo. Cueste lo que cueste: "sed alegres".

Vuelvo de Avellanes habiendo cerrado un ciclo y dispuesto a abrir otro, más intenso, más soñador y más apasionado. Quizás las cosas podrían haber acabado de otra forma, pero ni puedo ni quiero saberlo controlar todo. Después de mucho tiempo, en el horizonte atisbo el inicio de un amanecer y la dirección hacia donde orientar mi timón. Ha costado mucho, y se ven tormentas en la cercanía. Pero me arriesgaré a tirar en esta dirección. Hace un ratito he colgado el teléfono. Hablaba con uno de los tesoros que me ha regalado la vida y que me conoce mucho, quizás demasiado. Me decía que mis decisiones tampoco son tan arriesgadas. Y es cierto, tengo mucha gente detrás, una seguridad económica, una casa, ... Soy privilegiado al 100%. Pero este privilegio no comporta "entradas gratis", es un privilegio que otorga libertad, y la libertad, paradójicamente para una mayoría, sólo puede comportar compromiso.

Vuelvo de Avellanes sintiéndome muy querido, y eso no tiene precio. Gracias. Muchas gracias.

Se inicia una semana especial, la de mi cumpleaños y mi santo. Siempre me quejo que al cabo de los años he perdido mucho dinero por tenerlos separados sólo tres días. Pero la verdad, verdad, es que el 20 de abril me encanta, y llamarme Jordi... hahahah, ¡qué os voy a explicar!

Os dejo copiado el enlace a una canción genial. Otro descubrimiento de esta Pascua, Javi Seva, un auténtico regalo, la puso en una reunión, y me prendió el corazón. La abré escuchado hoy hasta 30 veces, pero despierta en mi sentimientos únicos. Para los que os sentís queridos, para los que sentís querer. Te amaré, de Silvio (cómo no) http://komunika.net/silvio/cancionero/teamare.html

Sed felices, para ser infelices siempre quedará tiempo

Jordi

3 Comments:

At 10:55 a. m., Anonymous Dani said...

ostia!

jo volia akesta cançó. un cop que entro al teu blog i trobo això. ets sorprenent. Espero que aquesta nova etapa sigui a prop de l'associació. si més no, espero que sigui una etapa que visquis al màxim.
M'he sentit molt bé a Paskua, estic preparant una bona crònica.

ets jove i guai. cuida't!!

(ah, i gràcies a tu per ser el nostre guia)

 
At 7:01 p. m., Blogger Fran said...

Fascinant com relates la teva experiència pasqual, de debò.

 
At 7:53 p. m., Anonymous Anònim said...

Gràcies per aquesta visita guiada al teu interior, molts ànims el que vindrà. Sigues feliç.

Una abraçada,

Pau

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones