dimecres, de juny 28, 2006

Los diez mandamientos de un buen danés

La roja fuera del mundial. Italia jugando de pena y casi en semifinales, lo mismo Inglaterra. Brasil sin correr también en semifinales y con un camino sencillo hacia la final. Por mucho que cambie el mundo y por muy globalizado que esté en el fútbol poco cambia y si no me equivoco mucho se repetirá la final de Corea. Sólo Argentina parece querer impedirlo. Bueno, escribamos sobre algo más interesante.

El otro día empecé a leer una guía sobre los daneses. Considero que es importante adaptarse a la cultura en la que uno vive. La verdad es que aquí no es necesario porque hasta el vagabundo (y todo mi respeto para ellos) que trata de dormir en el parque, habla inglés. Igualmente me gusta integrarme, así que además de tomar clases de este idioma viquingo (4 horas a la semana), decidí aprender algo sobre su cultura.

La guía pertenece a una serie de guías denominadas xenófobas. Curioso nombre. Pues bueno, en una de sus páginas aparecen los diez mandamientos de un buen danés. Aquí os los presento (la traducción es directa y estoy medio dormido, espero salga bien):

Has de creer que todas las personas son alguien.
Has de creer que todo el mundo es tan importante como el resto del mundo.
Quizás seas más listo, pero eso no quiere decir que seas mejor persona.
Has de creer que todo el mundo es tan bueno como tú.
Has de creer que todo el mundo sabe algo que vale la pena conocer.
Has de ver a todo el mundo como tu igual.
Has de creer que todo el mundo es bueno en algo.
No te debes reír de los demás.
Has de creer que a todo el mundo vale la pena cuidarlo por igual.
Puedes aprender algo de todo el mundo.

Algunas traducciones son más acertadas que otras, pero la verdad es que reflejan la actitud danesa frente a la vida y su conciencia social.

Su nivel de impuestos es muy superior al nuestro, pero todo el mundo considera que vale la pena pagar tanto para sostener un bienestar social y equitativo para todos los daneses. Es curioso que en el trabajo nadie trata de destacar por encima del otro, nadie se pone la trabanqueta. Es destacable que nadie muestra sus iniciales grabada en la camisa, o un caballito o un lagarto. Aquí está mal visto que la gente muestre a los demás que tiene más que sus congéneres. Diametralmente opuesto al sistema americano y al que estamos construyendo en el que uno es por lo que viste. Triste, no?

Bueno, hoy ha sido un día de movida de muebles. Mi pisito empieza a parecer algo más bonito y además lo han limpiado cosa que se agradece. Voy a dormir.

Un besito guapos y guapísimas.

Jordi

3 Comments:

At 7:30 p. m., Anonymous Pau said...

Vaja, que ser danès implica ser humà i tenir sempre present el fons i no la forma de les persones.

De vegades és extrany veure que les societats més avançades, les nòrdiques o la japonesa (desconec com funcionen a Àfrica), ho són precisament perque respecten o han respectat allò més genuí de la persona.

Mimitos,

Pau

 
At 11:40 p. m., Anonymous dani said...

jo també vull viure en un país amb normes interioritzades d'aquest caire... no en un en què algú qe es fa dir aficionat al futbol crida "hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual"...

cuida't, papa!! una abraçada

 
At 12:21 p. m., Anonymous Anònim said...

Vaig aprendre molt

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones